¿Cómo una dieta puede prevenir el cáncer?

¿Quieres prevenir el cáncer? Muchos buscan soluciones de diferentes maneras, algunos creen que las células madres te pueden ayudar, otros a través de la medicina natural, per esta ayuda que buscas en diferentes sitios la tienes al alcance de tus manos. Cuando comes.

Pero ¿cómo puede ser que una dieta pueda o no ayudarte a prevenir el cáncer? Pues resulta que, si tu alimentación está basada en un alto porcentaje en alimentos chatarra, te anticipo que puedes estar en problemas. Porque estas no te van a alimentar ni a darte los nutrientes necesarios para que tu cuerpo viva de una manera saludable.

Esta mala alimentación te traerá consecuencias como: hipertensión, obstrucción de arterias o venas, formación de quistes o posibles fibromas, formación de tumores, en algunos casos malignos y en otros benignos.

Ahora bien, si tu sistema de alimentación está basado en más que todo alimentos naturales (frutas, vegetales, legumbres, etc.) y con cierta inclinación a aquellos que te puedan dar ciertos nutrientes, entonces podrás conseguir una dieta más cercana a esta que te estoy planteando.

 

¡Esto no es comer mal, es comer sano!

Pero ¿cómo te puedes comer esto que te estoy diciendo?, fíjate, existen muchos alimentos que son altamente en contenido de antioxidantes y otros tantos más con vitaminas suficientes como para nutrir tu organismo sin necesidad de medicinas.

Estos alimentos te pueden ayudar a que tu organismo repare daños celulares y de esta manera te ayude a evitar cualquier modificación o metamorfosis celular en la que se derive una célula mala.

A continuación, conocerás los alimentos que te ayudaran a tener una dieta que pueda prevenir el cáncer.

 

Alimentos ricos en Fibra

Alimentos como el maíz, los frijoles (en general), la avena, el arroz, la lenteja, el afrecho, etc., son estos los que deberías usar con bastante frecuencia para prevenir cualquier cáncer en el colon y en el estómago.

Porque resultan ser ayudantes en el trabajo como digestivos y ayudan al intestino a realizar un mejor trabajo. Estos son los encargados de recoger y hacer una limpieza en el organismo, sacando sustancias nocivas para el organismo.

Estos mismos también actúan para reducir la posibilidad de algún cáncer bien sea en el páncreas o en las mamas, ya que permiten la reducción en los niveles de testosterona y del estrógeno.

 

Frutas

La gran importancia que son las frutas debido a sus vitaminas, su poder como antioxidantes y su alto contenido de fibra las hace como parte fundamental en una dieta para evitar el cáncer. Ejemplos de ellas son:

La patilla, la piña, las fresas, el mango, el kiwi, la pera, la manzana, la uva, la granada, la naranja, entre otros.

El aguacate es un caso especial ya que muchos no lo catalogan como fruta, la cual, si lo es, y es una gran poseedora de (grasas buenas), es decir grasas mono y poliinsaturadas, estas mismas que ayudan a tu organismo a reducir la posibilidad de enfermedades cardíacas ya que disminuyen el colesterol.

El melón, es la fruta que posee la luteolina (flavonoide) en gran cantidad, y pasa a hacer un papel muy importante para prevenir el cáncer.

 

Vegetales

Así como en el caso de las frutas, los vegetales pasan a ser un alimento imprescindible en esta dieta de prevención contra el cáncer. Así como en el caso del melón, la lechuga las espinacas poseen la luteolina.

Más si hablamos de verduras crucíferas como   brócoli, coliflor, repollo o col, repollo de Bruselas, repollo chino y repollo verde. Estos tienen un efector protector con la faringe, boca, esófago, laringe, y estómago, en el caso de riesgo de cáncer, también es importante el consumo de brócoli, zanahoria, tomate, coliflor y berenjenas.