¿Cómo saber si tengo presión sanguínea baja?

Muy frecuentemente se oye hablar sobre lo que es la presión sanguínea baja y otros temas acerca de la hipertensión.

Debemos saber que la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias. Su presión arterial estará al nivel más elevado cuando el corazón late para bombear la sangre.

 

Baja presión y otros problemas

La presión sanguínea baja puede llegar a ser otro problema, y es acá donde entra lo que conocemos como hipotensión. Sin embargo, algunas personas tienen la presión arterial baja en todo momento. No tienen síntomas y sus lecturas de presión bajas son normales para ellas. En otras, la presión cae por debajo de los valores normales por algún evento o cuadro clínico.

A menudo solemos saber detectar inmediatamente una crisis hipotensiva. Pues el malestar es inmediato y la descompensación aún más.

Hay muchos síntomas, que si los interpretas y sabes observarlos no te será necesario ser un médico o personal de salud para darte cuenta de esa manera que estarás ante un episodio de tensión sanguínea baja.

  • Visión borrosa.
  • Vértigo.
  • Somnolencia y desconcierto momentáneo.
  • Confusión e incluso pérdida de conocimiento.
  • Desmayos o desvanecimientos.
  • Náuseas y vómitos.

 

Especialistas y procedimientos

A nivel medico los procedimientos para determinar si presentas esta condición pueden ser un poco más extensos, sin embargo, todos irán encaminados a una finalidad, determinar los valores de tu presión arterial.

El especialista realizará exámenes que ayudarán a diagnosticar los síntomas. Lo primero que llevará a cabo será la vigilancia de los signos vitales, como la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Es posible que después de realizarle estas pruebas, el paciente deba permanecer ingresado un tiempo.

Además de éste examen se podrán realizar otras pruebas:

  • Análisis del metabolismo básico.
  • Hemocultivos para determinar si existe algún otro tipo de infección.
  • Conteo sanguíneo completo (hemograma).
  • Análisis de orina.
  • Radiografía del abdomen.
  • Radiografía del tórax.

 

Es importante determinar además que muchas veces este episodio puede ser poco letal, sin embargo, en personas extremas la descompensación resulta tan grande que el paciente puede caer en shock.

Es muy resaltante el hecho de que se pueden producir complicaciones que resultan peor para salud, como por ejemplo, una caída causada por baja presión en personas mayores pueden provocar una cadera fracturada o una columna vertebral fracturada.

 

Daños que se pueden sufrir por baja presión sanguínea

Las caídas repentinas de la presión sanguínea privan al cuerpo de oxígeno, y en ocasiones lleva a daños en neurológicos y en el corazón.

Lo que se recomienda es poseer un tensiómetro doméstico en casa, bien sea tipo digital o esfigmomanómetro, de cualquier manera, ambos pueden servir de una gran ayuda para poder atacar de una manera rápida y eficaz esta patología.

Justo luego de esto se la debe recostar en forma inmediata, con las piernas en alto, a unos 45° del piso. Se la debe mantener en esa posición por unos minutos, para así ayudarle a oxigenar mejor el cuerpo, en especial el cerebro.

Ya poco a poco hemos conocido los posibles eventos que pueden ocurrir durante una baja presión, y estamos en posición de reconocer sus síntomas, son muy básicos y característicos.

Además, te hemos hablado de la importancia de un tensiómetro en casa, pues con esto podrás ser muchísimo más objetivo para detectar a tiempo una posible alteración en las cifras tensionales. En este caso, la hipotensión.