7 trucos para acelerar el metabolismo

ejercicio-metabolismo

Estos simples trucos para tu día a día van a acelerar tu metabolismo rápidamente.

Haz tus ejercicios de esta forma

Ejercicios repetitivos y monótonos son una de las razones por las que ejercitarse resulta aburrido y desalentador. Pero hay una solución. ¿Has escuchado del entrenamiento por intervalos? Es una forma de ejercitarse que incluye variar la intensidad de tu ejercicio. Por ejemplo, por cada 5 minutos de caminar corre por 1 minuto. Si usas la bici estacionaria del gimnasio puedes pedalear lento por 5 minutos y muy rápido por 1 minuto. Este estilo de entrenamiento lo puedes aplicar a prácticamente todos tus ejercicios y vas a quemar más calorías. Pruébalo.

Evita comer muy poco

Consumir muy pocas calorías al día es un error que muchos de los que quieren perder peso hacen. Esto es contraproducente ya que cuando tu cuerpo detecta que no está consiguiendo la cantidad de alimentos que estaba acostumbrado a conseguir disminuye el metabolismo y empieza a almacenar las grasas para los tiempos difíciles.

Éntrale a los chiles

Algunos estudios muestran que alimentos muy picosos pueden temporalmente incrementar el metabolismo. La buena noticia es que hay tantas variedades de picantes que puedes incluir al menos uno diferente para cada día de la semana. ¡Dale variedad a tus platillos y recuerda que no es necesario pasarte con los chiles!

Ejercítate afuera

Uno de los mayores disuasivos para las personas que planean ejercitarse en el gimnasio es la monotonía y lo poco estimulante que es ver el mismo entorno todo el tiempo. La solución está en ejercitarte afuera, sal a correr a un parque o a nuevas calles de tu ciudad… el aire, los nuevos paisajes y la constante atención a tu alrededor van a ser una fuente constante de motivación.

Toma esto para aumentar la quema de calorías

Estudios han encontrado que la cafeína en el café aumenta la velocidad a la que tu cuerpo quema calorías. Pero no significa que tienes que estar tomando café todos los días, es especial si no te gusta o no estás acostumbrado porque ahora es posible comprarla en cápsulas o pastillas muy baratas y puedes añadirlas a tu botella de agua. ¡Pero ten mucha precaución al seguir las cantidades recomendadas!

Incrementa la proteína

Normalmente cuando estás perdiendo peso, tu cuerpo se ajusta y quema menos calorías mientras estas en descanso. Pero hay estudios que dicen que si aumentas tu ingesta de proteínas al rango de al menos 20% de tus calorías diarias, vas quemar la misma cantidad de calorías mientras estas en descanso incluso si estás perdiendo peso.

El poder de dormir

La falta de sueño puede elevar tus niveles de cortisol. El cortisol es una hormona de estrés que te hace hambriento y alenta tu metabolismo. De hecho, perder sueño puede disminuir tus niveles de leptina, la hormona de la saciedad, lo que puede resultar en que comas más de lo que debes y por lo tanto subas de peso.